Si pusiéramos una cámara en diferentes casas alrededor del mundo para grabar lo que sucede a primera hora de la mañana podríamos llevarnos más de una sorpresa. Para Nescafé lo ideal es que la gente empiece el día con buen humor, energía desbordante y una taza roja en la mesa. Por eso han producido esta pieza interactiva 360º, un videoclip con un tema pegadizo y animado y mucho colorido para darle ritmo al desayuno. Lo han promocionado a través de sus RRSS y el espectador puede ir moviendo el tiro de cámara para ver todas las escenas en detalle.

Si queréis echar un ojo a lo que hay detrás, aquí está el vídeo del making of.

Nos gusta: que las marcas se lancen a probar nuevos formatos audiovisuales.

NO nos gusta: que su recorrido es limitado, poco más que compartir el videoclip para alegrar el desayuno a algún amigo.

Share