Cuando las marcas descubrieron que ofreciendo al público contenidos interesantes, mejoraban su percepción y aumentaban las posibilidades de ventas al impactar de una forma “diferente”, comenzaron a girar los engranajes de las agencias creativas para diseñar historias e ideas “originales”. Eran los comienzos del branded content, concepto que hoy día parece haber usado toda marca que se precie.

Si nos fijamos en lo que hacen determinados sectores nos encontramos ideas bastante curiosas, así que vamos a empezar por ver qué cosas han pensado las marcas de motor para darle presencia a sus vehículos.

Desire (Jaguar USA)

Un corto de acción y aventuras, donde el protagonista encuentra a una chica en el desierto y se ven obligados a darse a la fuga para evitar a un malvado, interpretado por nuestro Jordi Mollá. Como podemos ver, han contado con Ridley Scott y actores de renombre.

Vuelve la Leyenda (Seat)

En España intentaron algo parecido con esta serie de 7 capítulos, donde veremos a unos modernos Don Quijote y Sancho que han cambiado a Rocinante por un Seat Toledo. Muy bien realizada, aunque las historias son tan simples y cortas que es complicado engancharse, además abusan un poco en los primeros capítulos de mostrar el producto con demasiado protagonismo, cosa que puede generar cierta “alerta” en el espectador por su similitud con un spot.

The Route V50 (Volvo)

Volvo, en un alarde de originalidad, también decidió crear un film donde los protagonistas viajaban en uno de sus vehículos. Aunque claro, si el protagonista es Robert Downey Jr (el mismísimo Ironman) la historia ya gana bastantes puntos. Como es habitual en las producciones americanas, la marca contó con Stephen Frears para firmar el corto.

Escape Routes (Ford)

Ford ha intentado hacer algo diferente desmarcándose de las películas y apostando por un reality show para la NBC, en el que 6 parejas viajaban a una ciudad cada semana y se enfrentaban a una serie de retos interactivos que debían superar con la ayuda de sus fans. Ford llegó con las cosas bastante claras, ya que involucró en el programa a las redes sociales y programó algunas quedadas con los protagonistas, a través de Google+, para que los fans pudieran hablar con ellos. En su canal de Youtube podemos encontrar otras pintorescas situaciones de los participantes.

Xpossible Xperience (Hyundai)

La marca Hyundai en Italia también apostó por un “reality”, pero de tipo más aventurero. Dos participantes recibían la misión de viajar a una ciudad, aunque cada uno por una ruta distinta. En cada episodio podemos ver con qué han encontrado durante la travesía. En el fondo no es una carrera como tal, sino que está presentado para mostrar el placer de viajar porque sí (para qué quieres un destino fijo con todo lo bueno que te puedes encontrar por el camino).

Appetite for Life (Toyota)

Y ya que estamos de realities y viajes, ¿por qué no hacer uno que también sea gastronómico? ¡Pues no!, no es un programa que se haya hecho en España (qué raro), sino que es la apuesta de Toyota por su branded content particular. La trama no tiene más giros de guión, es un personaje que viaja a determinados lugares y descubre cómo se preparan comidas, disfruta de catas, conoce gente, etc. lo que siempre han soñado Imanol Arias y Juan Echanove, pero con un coche mejor.

Psicodriving (Honda)

Volvemos con otro branded content de los que se hacen en nuestro país: Psicodriving, para Honda Civic. Una serie con un psicólogo de protagonista (Goyo Giménez) que decide tratar a sus pacientes en su coche (idea súper original). Viendo tantos ejemplos de branded content nos damos cuenta de que aquí las marcas suelen estar metidas un poco con calzador y cuando se muestra el producto “huele” un poco a spot. Pero bueno, no vamos a poner más pegas porque necesitamos que las marcas aprendan a dirigirse al público 2.0 de la sociedad actual, y queremos que estos mensajes mejoren en cada producción.

Los videoclips de Fiat.

Y para acabar, vamos a mencionar a Fiat que ha golpeado fuerte con los videoclips que ha preparado, sobre todo por la repercusión que han tenido. Hemos visto a una madre rapera, un padre ochentero con sus bebés, y para rematar la faena, un vídeo musical en el que han reunido a Pitbull, Arianna y Charlie Seen (lo que se dice: Sexy People).



Como vemos, cualquier temática puede ser buena para una marca, el único requisito que necesita es que sea interesante y que el público desee verla. Como ocurrió y ocurre con los vídeos de Volvo y de sus camiones, famosos en el mundo entero gracias a Jean-Claude Van Damme y una serie vídeos virales a los que ya dedicamos un post hace unos meses.

Share